Ser Cervatillo: Entendiendo Esta Sutil Respuesta al Trauma

Hace poco me encontré con un concepto fascinante y bastante revelador: *la respuesta del cervatillo. Decidí profundizar en este tema y lo que hallé es algo que creo que todos deberíamos saber. Quiero compartirlo con ustedes.

La respuesta del cervatillo se refiere a esa tendencia a abandonar constantemente nuestras propias necesidades para servir a los demás, con el fin de evitar conflictos, críticas o desaprobaciones. Es lo que comúnmente se llama la respuesta de “complacer y apaciguar”, y está asociada con la complacencia y la codependencia.

Imagínense esto: están en una reunión familiar y, aunque les apetece un tipo de comida, terminan cediendo a las preferencias de los demás para mantener la paz. O tal vez, en el trabajo, se encuentran diciendo “sí” a tareas adicionales, a pesar de que su carga ya es abrumadora. Estos son ejemplos clásicos de la respuesta del cervatillo en acción.

Respuesta de cervatillo
El cervatillo, un venado joven o ciervo pequeño y sin cuernos

Según Pete Walker, un renombrado experto en el tema, las personas que exhiben este tipo de comportamiento buscan seguridad fusionándose con los deseos, necesidades y demandas de los demás. Actúan como si inconscientemente creyeran que el precio de entrada a cualquier relación es el sacrificio de todas sus necesidades, derechos, preferencias y límites.

Pero, ¿por qué alguien caería en esta respuesta? Una investigación de 2020 encontró que el trauma puede impactar rasgos de personalidad como la amabilidad, la emocionalidad y el neuroticismo, cualidades que influyen en cómo nos relacionamos con los demás.

4 Respuestas Comunes al Trauma:
Luchar. Tienes una respuesta agresiva al miedo.
Volar. Cuando tbuscas escaparte, física o mentalmente de la situación.
Congelarse. Te disocias de la situación, te sientes desapegado de tu cuerpo como un observador externo.
De cervatillo. Puede parecerte natural aceptar el abuso y halagar o tratar de manipular a la persona que está abusando de ti en un esfuerzo por detenerlo. Es posible que te sientas incapaz de afirmarte o salir de la relación perturbadora.

Específicamente, un estudio publicado en el Journal of Personality and Individual Differences encontró una relación entre el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y cómo una persona maneja el estrés, lo que podría llevar a adaptar la personalidad para atender a un ser querido, a menudo a expensas de uno mismo.

El trauma suele estar en la raíz de la respuesta del cervatillo. Investigaciones han demostrado que la codependencia puede desarrollarse cuando un niño crece en un ambiente basado en la vergüenza y cuando ha tenido que asumir algunos roles parentales, conocido como parentificación.

Lo que complica aún más este comportamiento es que puede estar influenciado por varios factores, incluidos el género, la sexualidad, la cultura y la raza, lo que significa que no se manifiesta igual en todas las personas.

Los signos de la respuesta del cervatillo pueden incluir sofocar las propias necesidades, encontrar desafiante la expresión auténtica de uno mismo, pasar desapercibido, tener dificultades para decir “no”, disculparse en exceso y asumir la responsabilidad de las reacciones emocionales de los demás, entre otros.

La buena noticia es que la recuperación de respuestas traumáticas como la del cervatillo es posible. Tomar conciencia de los patrones, educarse sobre el comportamiento, validar las experiencias y sentimientos, y construir relaciones saludables son pasos hacia la libertad respecto a la complacencia y los comportamientos codependientes.

Me encantaría escuchar sus pensamientos y experiencias relacionadas con este tema. ¿Alguno de ustedes se ha encontrado en situaciones donde ha prevalecido la respuesta del cervatillo? ¿Cómo lo han enfrentado o superado?

Unámonos en esta conversación y ayudémonos mutuamente a crecer y a entender mejor los complejos mecanismos de nuestras interacciones humanas. ¡Espero sus respuestas!

7 Me gusta

Una vez leí una frase sobre el autismo que pensé que aplica aquí también: “El llamado autismo leve no significa que tú experimentes tu autismo de manera leve. Significa que los demás experimentan tu autismo de manera leve”.

Nuestra experiencia interna es diferente de la percepción externa. Creo que la respuesta del cervatillo cae en este espacio donde, si no digo que estoy teniendo una respuesta del cervatillo, los demas simplemente no lo saben.

Tuve un momento revelador en septiembre, cuando leí sobre esta respuesta del cervatillo, me sentí identificada, y tuve un momento en una conversación con un amigo donde sentí que me encogía para acomodarme a su actitud. Hasta ese momento no había comprendido el poder de esta respuesta en mi vida, a pesar de que ha impactado todas mis relaciones. Me sorprendió lo pequeña que me sentí.

3 Me gusta

Yo tambien me identifico como cervatillo, y siento que es algo que se pasa por alto porque, desde la perspectiva de los demás, funcionamos “bien” en la sociedad. Quizas ven a una persona buena tratando de ayudar, pero no ven la confusión interna de cómo no tener libre albedrío y simplemente decir que sí para evitar las consecuencias.

4 Me gusta

Creo que cuando nos adaptamos a complacer a los demás, es el miedo a molestar a los demás y ser rechazados / odiados por otros lo que juega un papel importante, entonces complacemos a las personas para evitar la angustia y la preocupación que eso conlleva.

Es importante descubrir tus deseos, necesidades y qué cosas te importan y te afectan profundamente. Personalmente todavía estoy tratando de fortalecer ese músculo. La asertividad es una habilidad importante que nunca aprendimos.

Se trata de reconocer que somos humanos y merecemos ocupar espacio, ser escuchados y aceptados incluso si no somos ‘perfectos’ o superamables con nuestros seres queridos, cuando tenemos sentimientos negativos hacia ellos.

5 Me gusta

Totalmente de acuerdo. Si una persona cercana a mí está teniendo un mal día o incluso está ligeramente irritada por un corto período de tiempo, mi día se arruina por completo. Todo mi día se ve afectado hasta que esa persona vuelve a estar contenta. Incluso el ruido de una puerta cerrandose fuerte me pone en alerta máxima. También estoy trabajando en mejorar esto y en evitar ser influenciada por las emociones de los demás.

3 Me gusta

Recuerdo haber aprendido sobre la respuesta de cervatillo y de repente mi propia respuesta a mi trauma tenía mucho sentido. Creo que muchas personas se sentirían validadas si se enseñara más a menudo, sobre todo al hablar de experiencias traumáticas.

2 Me gusta

Cambiar este patrón es difícil y lleva tiempo. No saber qué queremos o necesitamos hace que establecer límites sea aún más complicado. Para empezar, hay que entender por qué nos comportamos así y qué tememos si dejamos de hacerlo.

Una vez que comprendas tus motivaciones y miedos, desafíalos poco a poco. Por ejemplo, intentando decir que no cuando sea necesario, como cuando estás cansada y tu esposo quiere ver una película. Presta atención a cómo te sientes y a los resultados positivos.

Del mismo modo, explora tus preferencias empezando por cosas pequeñas, como elegir entre gustos de té o reflexionar sobre tus preferencias alimenticias. Puede parecer sencillo, pero ayuda a construir confianza. Sigue adelante y recuerda, el progreso lleva su tiempo.

1 me gusta

Yo leí otra cosa sobre el mecanismo de “cervatillo” que resonó mejor conmigo. Se trataba más de expandirse para adaptarse a cada situación, nunca pedir ayuda, siempre hacer más, etc.

La otra cara de la moneda del cervatillo es que estás manipulando a la gente. Al no ser tu verdadero yo, estás actuando de una manera determinada para agradar a las personas según lo que crees que ellas quieren. Esto puede terminar en resentimiento por parte del cervatillo si no funciona.

1 me gusta

He sentido la respuesta instintiva de “luchar o huir” recorrer mi cuerpo, es algo instantáneo. La respuesta de cervatillo (o “sometimiento”) se siente más como una reacción cognitiva, no tanto física.